Ahora, cabe la pregunta que muchos se hacen: compré dólares hace tiempo atrás, la cotización sigue bajando y al mismo

tiempo el plazo fijo rinde promedio un 50 por ciento anual. En esas condiciones, y pese a que para los ahorristas conservadores, siempre la seguridad está ante todo, el escenario ya es inmanejable.

Estamos a dos meses de fin de año, momento que podría haber una oscilación del dólar que tampoco está garantizada. Por eso, quien hoy decida invertir en un plazo fijo electrónico, se puede encontrar con tasas del 50%.

Ahí es donde muchos recomiendan lo siguiente:

-Constituir un plazo fijo pero sólo en la modalidad online

-Hacerlo vía Home Banking que aporta unos puntos más de interés

-Inmovilizar el dinero durante 30 días

-Planificar el Plazo Fijo sólo por un mes

-Luego, comprar dólares con los pesos ganados

La idea es no pactar plazos fijos de más de 30 días por si a fin de año, el dólar comienza una carrera alcista. Claro que hay opciones de inversión menos moderadas y más riesgosas (con mayor rentabilidad), pero por el momento, es una buena inversión para mantener los ahorros en pie.

Fuente: (el integrante)