A Carlos Stornelli le cerraron las puertas de la Corte Suprema

La Sala II de la Cámara de Casación Penal rechazó el recurso que el fiscal presentó con la pretensión de llegar al máximo tribunal para revertir la declaración en rebeldía en su contra en la causa por espionaje ilegal. Los camaristas consideraron “inadminisible” su planteo.

El fiscal rebelde Carlos Stornelli obtuvo un nuevo revés judicial. En esta oportunidad fue de la mano de la Sala II de la Cámara de Casación Penal que rechazó un recurso extraordinario con el que buscaba llegar a la Corte Suprema de Justicia para revertir la declaración en rebeldía en su contra en la causa por espionaje ilegal.

Así, técnicamente la rebeldía quedó firme, por lo que el fallo de este martes debería tener algún tipo de impacto en el sumario administrativo contra Stornelli que tuvo que abrirle el Procurador Eduardo Casal, quien hasta el momento actuó como el principal paraguas protector para que el fiscal pueda evadir a la Justicia sin ninguna consecuencia. Desde que fue imputado en la causa y tras sus sucesivas faltazos a Dolores logró mantenerse en su cargo y su superior nunca le ordenó que se ajuste a derecho.

Los jueces Angela Ledesma y Guillermo Yacobucci declararon inadmisible el recurso planteado por Stornelli alegando cuestiones formales. El funcionario judicial puede, de todas formas, presentar un recurso de queja ante el máximo tribunal.

Las chances de obtener un fallo favorable en la Corte Suprema son pocas y, aunque el fiscal de las “fotocopias de los cuadernos” lo sabe, de esta manera mantendría en pie su objetivo de ganar tiempo y seguir esquivando la indagatoria ante el juez Alejo Ramos Padilla, quien ya lo llamó en seis oportunidades.

Esta nueva derrota en los tribunales que el mismo Stornelli habita se suma a la decisión de la semana pasada del archivar la denuncia que él mismo había presentado en Comodoro Py, según la cual presos y ex funcionarios K habían armado la causa de Dolores para voltear la investigación de los Cuadernos. Pero el juez Luís Rodríguez y el fiscal Di Lello archivaron el expediente, que se había iniciado con una carta anónima de dudoso origen y poco sustento.

Stornelli está imputado por numerosos delitos cometidos por la banda de espionaje ilegal liderada por Marcelo Sebastián D´Alessio, quien ya acumuló cuatro procesamientos en el expediente y otro en otra causa que se instruye en Comodoro Py. El otro fiscal involucrado, Juan Ignacio Bidone también está procesado aunque sin prisión preventiva. 

El temor de Stornelli es seguir por el mismo camino y que Ramos Padilla dicte también su procesamiento. El Código impide establecer la situación procesal de un imputado sin antes tomarle indagatoria. Es decir que una persona no puede ser sobreseída, beneficiada con la falta de mérito o procesada sin antes haber sido indagada.

Por eso es que la estrategia del fiscal es evadir la indagatoria. Si no es indagado no puede ser procesado. Sin embargo, ese camino le implicó la declaración de rebeldía que hoy quedó firme. Un funcionario de la Justicia que no está ajustado a derecho y evade el llamado de un juez. El hecho no tiene precedentes.

Por otra parte, el lunes 9 de septiembre se cumplen los 60 días de plazo para que se pronuncie la Procuración. Es el tiempo que se estableció en uno de los dos sumarios que se abrieron contra Stornelli. Ese día, Casal debería establecer si le ordena o no presentarse a declarar. Mientras tanto el reloj sigue corriendo.