Muros de contención y nuevos desagües pluviales para evitar anegamientos en barrios Las Flores y Humito

En el marco de las obras de infraestructura en el sudoeste de la ciudad, incluidos en el Promeba, se efectúan importantes movimientos de suelo para concretar defensas y protecciones de viviendas en zonas bajas, nueva traza vial y sistemas pluviales que permitan drenar aguas superficiales y de napas.

Mediante el Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba IV) se llevan adelante obras de ingeniería e infraestructura básica en los barrios Las Flores, Humito, Kilómetro 3, Francisco Ramírez y Puerto Viejo, con una inversión superior a los 500 millones de pesos.
Entre las tareas ya concretadas en la zona figuran nuevas redes viales y peatonales, canalización de arroyos, conexiones a los servicios de agua potable y cloacas, construcción de taludes y estabilización de barrancas, entre otras.
Las intervenciones fueron planificadas y son supervisadas por la Unidad Ejecutora Municipal (UEM).
Actualmente, la empresa OIC SA –adjudicataria de una de las licitaciones públicas en el lugar– trabaja en barrio Humito, sobre calle Colobran y Andreu, realizando los movimientos de suelo necesarios para ingresar con una pilotera al sector de barranca. Allí está proyectado un muro de contención de hormigón armado que funcionará como protección para las viviendas que se encuentran en la zona baja de la manzana. Al mismo tiempo, esa defensa actuará como sostén de la calle de pavimento rígido a realizarse sobre Colobran y Andreu, actualmente de tierra.
En tanto, en barrio Las Flores, las tareas se ejecutan en el sector de la manzana 13, conocida por los vecinos como “La Olla”, ubicado paralelo y debajo del Puente de calle Florencio Sánchez. Allí se realizaron grandes movimientos de suelo para ingresar con las maquinarias y los materiales necesarios para trabajar en el lugar.
En esa zona se ejecuta un conducto pluvial de 1 metro por 1,10 metros, con sus correspondientes cámaras de captación superficial, como parte del sistema de desagües pluviales proyectado para todo el barrio. El propósito de esta intervención es captar el agua proveniente tanto de la parte alta del barrio como el agua superficial de las napas, que produce inundaciones constantes en los vecinos que residen en el lugar. El sistema en construcción cuenta con distintos conductos pluviales de hormigón armado, cámaras y drenes de captación superficial.
De acuerdo con la estrategia y planificación de trabajos de la UEM, una vez finalizado el sistema de desagües pluviales, se realizará un muro de contención de hormigón armado para contener la barranca que divide la parte “alta” del barrio del “sector bajo”, y se ejecutarán diversos senderos y escaleras peatonales para garantizar la accesibilidad al lugar, al que actualmente se accede por senderos de tierra con grandes pendientes, las cuales dificultan el ingreso a quienes residen allí