Bordet entregó una ambulancia de alta complejidad para el hospital de niños de Paraná

El gobernador Gustavo Bordet entregó una ambulancia de alta complejidad al hospital de Niños San Roque de Paraná y destacó la labor de los trabajadores de la salud “más aún en este contexto tan difícil que estamos atravesando”.

También hizo hincapié en la asistencia sanitaria que debe brindar la provincia ante un “abandono sistemático de las políticas de salud” por parte del gobierno nacional.

Acompañado por las ministras de Salud, Sonia Velázquez; y de Gobierno, Rosario Romero; y la directora del nosocomio, Carina Reh; el mandatario destacó la importancia de la incorporación de nuevas unidades móviles para los hospitales y centros de salud entrerrianos, adquiridas con fondos provinciales.

Ante los medios locales, el gobernador expresó: “Dispusimos la compra de más de 60 ambulancias en lo que llevamos de gestión, con fondos provinciales. Con la ministra de Salud advertimos que había un gran atraso en cuanto a unidades móviles para urgencias, tanto de alta como de mediana complejidad. Primero llegamos con ambulancias de alta complejidad, que fueron entregadas a hospitales de referencia y también llegamos con ambulancias de mediana complejidad a distintos centros de salud en todo el territorio de la provincia, inclusive juntas de gobierno”.

Destacó que el hospital San Roque es un centro de referencia en la provincia para niños y “era un deber que teníamos con la comunidad del hospital de poder dotar de una ambulancia de estas características. Además es una oportunidad para estar con su directora, el personal para manifestar y testimoniar la gran tarea que hacen a diario, tratando sectores muy sensibles de nuestra población como son nuestros niños, sobre todo en esta época que atravesamos, donde asistimos a un abandono sistemático de las políticas de salud, de lo que antes era el Ministerio de Salud de la Nación y donde se han caído una cantidad de programas que hoy se está haciendo cargo la provincia de Entre Ríos”, aseveró.

Expresó además que “esto genera una gran crisis porque hay todo un sistema de salud que está resentido, no sólo de lo público sino también de los efectores privados porque PAMI no paga las cápitas, todo se atiende en el hospital público y la tarea que hacen realmente nuestros directores, los médicos, el personal de enfermería y maestranza de los hospitales y centros de salud en la provincia, la hacen con el corazón”.

Más presencia

Por su parte, Sonia Velázquez dijo que “como nos ha encomendado el gobernador, en los momentos de crisis, con esta situación social y económica que nos está interpelando fuertemente a las organizaciones de servicio es donde el Estado tiene que estar con más presencia”.

Agregó que “nuestra responsabilidad es poder mantener la red sanitaria de salud que está sostenida por un recurso humano que hoy está manteniendo el primer parante en el marco de la crisis que se está viviendo. Se manifiesta en monitorear las unidades de cama de internación que estamos también atravesados por la ausencia de las políticas nacionales que sistemáticamente hemos venido denunciando a nivel nacional pero también con una responsabilidad si se quiere extraordinaria de nuestros equipos y una decisión política de hacernos cargo de los insumos, los medicamentos y de la sustentabilidad de las políticas públicas para no resentir los derechos que nos costó tanto conquistar”.

Sobre la consulta sobre la faltante de camas, la ministra indicó: “En este momento hay una faltante de cama en el hospital San Martín sobre todo, de adultos mayores, que justamente estamos haciendo una red de derivación con el sector privado y también con otras unidades disponibles en la provincia”.

A su turno, la directora del hospital San Roque expresó que en este momento “tenemos una actualización permanente de lo que es el número de camas. Donde nos vemos con dificultad a veces es en el servicio de neonatología porque es el de principal derivación de la provincia. En este momento estamos con un número de camas de disponibilidad que nos deja tranquilos pero esta ola de frío nos pone en alerta permanente porque sabemos que vamos a tener un recrudecimiento en cuanto a las enfermedades respiratorias bajas”.

Y en relación a la nueva ambulancia expresó que “si bien el hospital cuenta con otras unidades, para nosotros es un alivio porque últimamente estamos teniendo casos de altísima complejidad, con derivación fuera de la provincia porque las disponibilidades técnicas a veces no nos permiten dar las atenciones y realmente para nosotros y todo el equipo que participa de los traslados, tener una ambulancia con estas características realmente lleva tranquilidad a los pacientes y a todo el personal que se desempeña en este tipo de traslados de altísima complejidad”.