River y Boca empataron sin goles en el partido que abrió la vibrante seguidilla de Superclásicos

Igualaron 0-0 en el duelo por la Superliga, que ofició de prólogo de la serie por semifinales de la Copa Libertadores. El local tuvo las mejores chances, pero no pudo quebrar la paridad.

Los de Alfaro no lograban hilvanar juego colectivo y sufrían con la intensidad de la presión que los locales le imponían en la salida desde el fondo. Sin embargo, River no generaba chances de gol concretas: solo dos Nacho Fernández pisó con claridad el área pero resolvió mal y ambas pelotas le quedaron fácil en las manos al arquero Esteban Andrada, que a los seis minutos ya había logrado el récord de la valla invicta más larga en la historia del club de la ribera.

Recién en los últimos minutos de la etapa Boca logró salir del asedio. Eso también le dio algunos espacios a River para, finalmente, acercarse con claridad. Sobre los 37′, Nacho Fernández mandó un centro pasado desde la izquierda que Gonzalo Montiel definió defectuosamente, por arriba del travesaño. Más tarde fue Nicolás de la Cruz el que probó de media distancia, pero Andrada contuvo el intento del uruguayo.

La tendencia se repitió en el inicio del segundo tiempo, aunque River encontró mejores caminos para inquietar al rival. Al minuto, Rafael Santos Borré se la tocó hacia atrás a Exequiel Palacios, que definió suave y desviado. Luego fue Martínez Quarta el que tuvo dos oportunidades: a los 4′, definió por arriba luego de una combinación entre Borré y De la Cruz en el área y, a los 6′, cabeceó de pique al suelo un córner y atajó Andrada.

Los técnicos comenzaron a mover sus respectivos bancos porque el cansancio de los protagonistas comenzaba a influir en el desarrollo del juego.Sobre los 19′, Borré le bajó una pelota a Nacho Fernández, que sacó un remate por lo bajo desde afuera del área a las manos de Andrada. El arquero de Boca parecía tener un imán: volvió a intervenir cuando Suárez mandó un centro al punto del penal para Borré, que no pudo definir con precisión.

Sobre el final el encuentro ganó en tensión y Carlos Tevez, que había ingresado desde el banco de suplentes, tuvo su gran oportunidad con un tiro libre que Franco Armani manoteó al córner. Fue por esos minutos cuando el equipo de Alfaro se adelantó y puso incertidumbre al resultado final, pero el marcador ya no se movió.

(Photo by JUAN MABROMATA / AFP)

En la actual Superliga, “El Millonario” acumula dos partidos sin triunfos y, con ocho puntos, quedó algo relegado respecto de la cima. “El Xeneize”, por su parte, se privó de alcanzar a San Lorenzo en lo más alto: quedó como escolta con 11 unidades, dos por debajo del “Ciclón”.

River y Boca volverán a verse las caras el próximo martes 1° de octubre, a las 21.30, en el estadio Monumental, por el partido de ida de lassemifinales de la Copa Libertadores. La revancha será el 22 de ese mes, a la misma hora, en la Bombonera.